Walden Dos. Si caminas no hay dolor.

Nuevo EP o miniLP de los madrileños Walden Dos. En esta Distancia Indolora siguen de nuevo ahondando en las estructuras del post-punk, mezcladas con ciertas gotas de shoegaze melódico, al que acompañan ciertos matices de kraut rock, uno de los movimientos musicales que más lo peta actualmente entre las bandas más rockeras, dentro del panorama indie.

Es curioso, como actualmente, parece que el rock, dentro del indie, bebe o de las propuestas más 90’s o de los 70’s más oscuros.

Así Walden Dos sigue la senda de su anterior trabajo, Más Allá Hay Monstruos y que ya abandonaba el aspecto más pop, con el que los conocimos en el ya lejano Torres de Tensión. Eso no quiere decir que no abandonen su aspecto melódico, que lo tienen y mucho. Simplemente las estructuras musicales beben más de gente como Gary Numan o White Lies, por citar dos de las bandas que me han venido a la cabeza al escuchar los dos primeros temas del EP, que de otras propuestas más pop dentro del género.

¿Y qué tenemos al recorrer estos 7 temas que nos proponen en La Distancia Indolora? Pues para empezar, nos encontramos con un teclado infeccioso y gélido, que se te queda fijado en el cerebro y con una contundente base rítmica y una melodía hipnótica en un tema ideal para abrir un disco como es esta Pizarra Borrada.

O la contundencia de sonidos 70’s en las guitarras de un tema como He Sido Elegido. Guitarras que suenan a kraut y una melodía matizada por el excelente punteo de guitarra en el estribillo, que vas a repetir a voz en grito en los conciertos a los que vayas a verlos y esa parte media de la canción en el que saben bajar un poco el pistón para entrar en pasajes más hipnóticos aunando varias voces en el estribillo y que a mí me parece un auténtico temazo.

La Recompensa suena a Kraftwerk, a Numan, a Can, a Neu, al kraut que sabe conjugar electrónica, expansión, robotismo, frialdad y a su vez dotarlo de una cálida melodía sobre la que apoyarse y jugar para luego lanzarse a abrazar el guitarreo sin dudas y sin ambages de ningún tipo.

Como siempre, Walden Dos nos regalan un tema instrumental, Render 1 en el que fusionan perfectamente a Neu! con My Bloody Valentine creando un tema de atmósferas densas pero a su vez bucólicas y muy sugerentes, donde a partir de un riff repetido saben ir dotando al tema de diversas capas sobre las que experimentar y hacernos disfrutar.

Cartografía Moderna nos muestra a unos Walden Dos más íntimos. Es un tema recogido, donde prima la tranquilidad y las bases electrónicas que construyen un tema que se acerca a los sonidos de Bristol.

Ornamental es un temazo de pop rock, y que sí a veces puede sonar a Vetusta Morla, no es eso en absoluto una crítica, porque si algo hay que reconocer a los vetustos es su capacidad de crear melodías llenaestadios y esta sin duda lo es, algo que a veces hace falta para que las bandas den el salto y consigan hacerse grandes sin perder su esencia.

Y Walden Dos acaban su trayecto con Los Que Los Divierten, tema de kraut puro en el que dan rienda suelta a sus pulsiones más hipnóticas y expansivas en un tema que crece con cada nueva escucha y que es perfecto colofón final a este estupendo nuevo trabajo de los de Madrid.

Que grande es ver que gente como Walden Dos crecen a cada nuevo paso que van dando, creando su propio sonido, encontrando su esencia y sabiendo cada vez más hacia donde quieren llegar.

Bandcamp
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


veinte − 7 =

*