The City Arrives. Abstract Artimus nos trae el ROCK de nuevo.

The City Arrives es su nuevo disco

Vuelve el neoyorkino con un nuevo trabajo plagado de rock sucio y de raíz punk que nos devuelve al Detroit de los 70.

The City Arrives - ReseñaProducido por Javier Vielba aka El Meister, aka el frontman de Arizona Baby, al que ha acompañado también en la instrumentación de algunos temas, The City Arrives, del que ya te comentamos su primer single, es un discazo de puro Rock, al que se le adivinan ramalazos de protopunk a lo MC5 y toques stoner tal y como lo entienden Clutch. Pero la particularidad de este The City Arrives es que es un disco que tiene groove, que tiene ritmos dignos del boogie rock de Foghat, Cactus o Black Oak Arkansas. Unas influencias que siempre han estado presentes en los trabajos de Abstract Artimus, pero que ahora cobran especial fuerza, tal vez fruto de la colaboración del mismo con su banda española durante la gira del año pasado por nuestro país, en la que nos encontramos a gente de nuestra escena musical como el mismo Vielba, Álex Izquierdo de la banda de Angel Stanich o Jave Riljen de Idealipsticks a la batería. Gente toda ella que aporta un sentido del ritmo y del groove especial a su manera de entender el rock y que creo que ha querido trasladar a este nuevo trabajo.

Y es que The City Arrives son 10 temas que parecen paridos en 1971 por los tempos y el sonido, pero que suenan tremendamente atemporales, como la mayor parte de la música de esa época. Temas que se construyen a través del riff de guitarra pero que se encargan de añadir ritmo y melodía, más allá de la pura contundencia, dotándolos de una clara vertiente boogie, del mismo modo que temas como el Kick Out The Jams de los Mc5 es un compendio de contundencia y melodía protopunk.  Así temas como The City Arrives son pelotazos de puro rock and roll coreable, cercano a los nuevos trabajos de Monster Magnet. O temas como The Real Feel con ese cencerro setentero, que nos hace gritar: “¡More cowbell!”, mientras headbangeamos al ritmo de ese infeccioso riff de guitarra. Trallazos como Nosotros, con esa particular pronunciación del castellano de Artimus que es puro Funhouse de los Stooges, al que sólo le falta un saxo desquiciado, o Scream Shout Freak Out un tema que Josh Homme mataría por componer y volver a traer a sus QOTSA al rock.

Abstract Artimus está, así, con cada paso que va dando mostrando nuevos matices en su manera de entender la música sin abandonar en absoluto su voluntad de traernos rock infeccioso, de los de cerveza, chalecos de cuero, puños en alto y peleas en billares. Algo que dicho así parece casposo y cutrón, sobre todo, en un mundo musical totalmente carente de peligro y sobre producido, como es el actual. Pero devolver el sudor al rock, es algo que cada vez es más necesario y gente como Abstract se lo ha propuesto con cada disco que nos trae. Porque hay que ser muy rockandroll para irte de Nueva York a un pueblo de 200 habitantes en la Castilla profunda a grabar este pedazo de disco, o para tocar con una banda de freaks patrios por bares y salas de pequeña capacidad haciendo sudar al respetable en zonas tan poco rockeras como Valladolid.

Necesitamos más discos como The City Arrives y más gente como Abstract.

Web

Bandcamp

Facebook

Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Trece − cuatro =

*