Los Mejores Discos de Metal (IV) Jimi Hendrix Experience – Are You Experienced?

Jimi Hendrix creó la manera de tocar la guitarra que luego copiarán todos los músicos de metal hasta nuestros días.

JImi Hendrix - Are you experienced, historia del Metal

A lo largo de esta serie de artículos acerca de los mejores discos de metal de la historia, iremos encontrándonos con multitud de discos de debut que fueron un hito en el momento en el que salieron. Trabajos que han marcado épocas, derivaciones estilísticas, puntos de inflexión y cambios de paradigma. Pero, si hasta ahora hemos ido viendo diferentes ejemplos de los discos de las bandas que trajeron las influencias y los sonidos a partir de los cuáles se desarrollaría todo, finalmente ha llegado el momento del disco que lo cambió todo creando una nueva manera de tocar la guitarra: el primer disco de Jimi Hendrix: Are you Experienced? El disco que creó la guitarra como instrumento de metal.

Porque, a partir de 1967 y,  a partir de este disco, ya nada volvería a ser como fue. El metal acababa de nacer aunque todavía no se supiera. Jimi Hendrix acababa de enviar a Eric Clapton, Jeff Beck, George Harrison, Keith Richards y a todos los guitarristas que estaban desarrollando los diferentes estilos del rock a través del blues a la edad de piedra. Y eso que ese mismo año Clapton y sus Cream se destaparon con un disco acojonante como Disraeli Gears. Tal vez el único que estuviera haciendo algo parecido en ese momento, pero a través del jazz fuera John Maclaughlin, pero su momento todavía tendría que esperar tres años y, sin duda, no fue para nada igual de relevante que Hendrix.

Jimi-hendrix-guitar-on-fire-monterey-live-1967 - heavy metal historia

Porque, en este disco, podemos rastrear todo lo que se ha ido haciendo desde 1964 hasta 1967 en todos los estilos que tenían que ver con la guitarra. Purple Haze empieza con un riff contundente, poderoso y con una guitarra distorsionada a un nivel que todavía no se había oído. Pero también encontramos psicodelía (Hendrix grabó este disco mientras se encontraba en Londres justo en el momento que la psicodelia inglesa, mucho más dura y atrevida a nivel de sonido que la de San Francisco, estaba en su apogeo), baterías frenéticas al estilo de un Keith Moon desbocado y sobre todo una manera diferente, innovadora y tal vez todavía no superada, en la manera de abordar la manera de tocar una guitarra. Es a partir de este disco y de las incendiaras actuaciones en directo de Hendrix, en que la anterior manera de tocar la guitarra queda totalmente desfasada. Todos los guitarristas de rock van a estar, de una manera u otra, influenciados por la manera de tocar del malogrado músico. Si acaso puede que Blackmore, más cercano a la perspectiva del barroco y aportando a la guitarra los apremios clásicos de violinistas como Paganini, el otro músico de heavy que cree una nueva manera de tocar llevando el clasicismo al rock y al heavy metal. Pero con Hendrix, Clapton baja de los altares y esas míticas pintadas en las paredes de Londres donde se leía Clapton is God, quedan desfasadas.

Y es que, como decíamos antes, empezar un disco con un tema como Purple Haze, en 1967, va a marcar una revolución. Un riff de guitarra contundente, ligeramente psicodélico y ácido, pero duro y bluesy a la vez, con la batería de un Mitch Mitchell en estado de gracia (y qué poco se ha reivindicado a la base rítmica de la Band of Gypsies), crea, de golpe, un nuevo estilo: el rock duro. Pero también hay espacio para desarrollos más psicodélicos como Manic Depression, donde si Hendrix metiera una progresión de acordes un tanto más pesada,podríamos verla como un anticipo d lo que Black Sabbath desarrollarían un par de años más tarde, y ese solo que se expande a partir del espacio que Noel Redding y Mitchell perfilan. O la versión de Hey Joe, que se ha convertido en mítica por razones que cualquiera que la escuche puede entender de inmediato, convirtiendo una canción popular norteamericana en un himno rock, donde brillan especialmente Mitchell y el solo de Hendrix que, partiendo del blues, se lanza hacia otro nuevo sendero. Tenemos también espacio para momentos todavía demasiado ligados al estadio anterior como Love or Confussion, pero el enfoque tan innovador de Hendrix a la guitarra convierte a un rock ácido propio de finales de los 60 en una pieza arriesgada e innovadora. O Foxey Lady, donde el blues se convierte en hard rock sobre todo en ese solo cargado de bendings, ligados y sustains que serán parte de los elementos propios de la guitarra solista del metal.

En definitiva, a partir de este disco entramos de cabeza en el heavy metal tal y como lo conocemos. Por supuesto que el resto de disco de Hendrix son obras maestras de principio a fin y, si tuviese que quedarme con uno sea posiblemente el Electric Ladyland, pero como esto es una exposición cronólogica, justo es que el disco de 1967 sea el disco que marcó el inicio, propiamente dicho, del género a partir del cual derivaría el heavy metal.

 

 

 

3 Trackbacks y Pingbacks

  1. Chat
  2. DMPK
  3. Olahraga Terkini

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


14 + Diez =

*