De 1964 a 2015. Los mejores discos de Metal

51 años han pasado desde que el riff de You Really Got Me de The Kinks definiera lo que sería la idiosincrasia de un género que ha trascendido más allá de su etiqueta.

Historia Metal Dio - Artículo

51 años han pasado desde que el riff de You Really Got Me de The Kinks definiera lo que sería la idiosincrasia de un género que ha trascendido más allá de su etiqueta, para convertirse en algo que ha ido evolucionando durante estas cinco décadas, sin perder nunca su ideario de libertad y rebeldía, pero también su sentido como fenómeno de masas multitudinario. Masas que se declaran las más felices y cuyo sentimiento de pertenencia a este género los define como personas más allá de otras características. Desde Gotcha queremos rendir homenaje al Metal por ser algo más que un estilo de música, para ello hemos decidido establecer 1964 como año fundacional por ser el año en que The Kinks publicaron su primer disco Kinks. Un disco que, sin ser para nada metal, (los primeros discos de The Kinks son un r&b, clásico de la British Invasión de la época) ya que ahí aparece la canción que contiene el riff a partir del cuál el género empieza a construirse. Es cierto que anteriormente gente como Chuck Berry, Bill Haley, Gene Vincent aportaron en el Rock, el concepto de velocidad al tocar la guitarra y la capacidad  construir la canción a través de ese instrumento, pero es a partir de ese clásico “tanana na-na”, que tanto habremos coreado y tarareado, que se sientan las bases para definir el riff de guitarra como la base a partir de la cuál construir e identificar una canción perteneciente a ese género en cualquiera de sus derivaciones. Algo que se sublimará a partir de la santa trilogía de Black Sabbath, Led Zeppelin y Deep Purple,

Así, semana a semana iremos publicando un post homenaje a uno de nuestros géneros favoritos, escogiendo el que para nosotros es el disco básico de cada uno de estos 51 años de historia. Será una lista subjetiva, por supuesto, como todas y, seguramente más de uno se lleve las manos a la cabeza al ver que ese año no está el disco que él habría escogido, pero de eso se trata: de debatir, de compartir, de conocer y de hablar sobre el que para nosotros y, respetando a todos los otros estilos incluido el folk prog, es el mejor género musical de la historia.

The Kinks- Kinks

The Kinks - Metal Artículo

Antes que ellos estaban los bluesman norteamericanos. Gente como Willie Johnson, Robert Johnson e incluso los primeros power chords que aparecen en la guitarra de Pat Hare en el blues de James Cotton: Cotton Crop Blues. O gente como Chuck Berry que crea el solo de guitarra como muestra de virtuosismo y empoderamiento para el guitarrista, creando lo que se conocerá como guitar-hero. Pero es a partir del You Really Got Me de los Kinks, que aparece en su primer disco, cuando se aúnan los dos conceptos, Riff + sólo de guitarra y que serán a partir de ahí, las señas propias del género. Los Kinks nunca fueron un grupo de heavy metal y, su acercamiento al rock viene de las influencias propias de esa época, en la que el r&b y el rock de garaje (con el Louie Louie de The Kingsmen como obra cumbre) empiezan a fusionarse y ser seña de identidad de un gran número de bandas jóvenes que, se fijan y toman como ideario, el blues eléctrico de los negros norteamericanos y a tocar con la energía propia de los rockeros de los años 50. Todo eso aunándolo con dos de los factores que definen el rock y el metal y que empiezan a destacar en los 50 y los 60: El rockcomo muestra de rebeldía y juventud en protesta hacia la música que empezaba a sonar en las radios en los primeros 60, música blanda, melódica y que apelaba a sus padres más que los adolescentes. Luego, la banda de los hermanos Davies, se centró en crear obras maestras del pop como son Arthur o The Village Green Preservation Society. Pero, sin darse cuenta, crearon las herramientas para construir un género y a su vez lanzar uno de los mejores discos de debut de los 60.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


14 − Doce =

*