9m Lied. Paisajes galvanizados de etérea dispersión.

La nueva hornada patria de bandas que tienen el postrock como catequesis sónica está siendo, de un tiempo a esta parte, una auténtica maravilla. Si al éxito de Toundra, Exxasens, Syberia o Adrift hay que deberle algo  es que al rebufo de estas, hay un sinnúmero de bandas que desde sus propias perspectivas y personalidades están regenerando el estilo y creando una enorme cantera y una escena musical muy potente. Aquí hemos reseñado ya algunas de ellas como los vallisoletanos Movimientos Invisibles del Sol o Frieda’s Still in Love o los catalanes El Tercer Semestre.

Y es desde Cataluña desde donde nos encontramos con la propuesta de 9mLied. Una banda a la que pudimos ver en directo junto a Pytra Oyster hace ya unos meses y que nos traen ahora su primer trabajo. Y bien, ¿qué es lo que podemos encontrar en este disco? Pues sinceramente, un estupendo disco de postrock instrumental. Guitarras que trabajan atmósferas sobre capas de ruido como en Dolphins vs Penguins, melodías que surgen desde las entrañas abriéndose desde las profundidades de las piezas como en La Niña de la Curva y espacios para el ruidismo más atmosférico como en Devon.

Y es que 9m Lied se centran, sobre todo, en el espacio virtual de cada tema para dotarle de atmósferas determinadas como la cinematográfica de Dead Dust, que ahonda en ambientes de rock instrumental sixties que recuerdan a The Shadows o The Ventures (¿no son acaso estas bandas las primeras bandas de post rock de la historia, si entendemos el concepto como aquel que partiendo del propio género lo lleva hasta el límite, siendo capaz de encontrar sus fronteras y centrándose sobre todo en la esencia pura del mismo huyendo del cliché? Lástima que, como todo, en el momento en que se etiqueta un estilo acaba siendo un cliché más).

9m Lied adolecen tal vez de caer en el cliché, sobre todo en cuanto a sonidos y ecualizaciones, o al característico wall of sound creado por las guitarras, pero los temas se aguantan por si mismos. Tal vez todo el disco, pese a no contar con una excesiva duración en los temas como pasa con los discos de este tipo, se haga un poco monótono, escuchado en su totalidad y sea más adecuado su acercamiento al mismo de manera paulatina, pero no es, para nada un mal trabajo. Al contrario, es una estupenda carta de presentación de una banda currante y que irá cogiendo soltura a medida que publique más trabajos y siga adelante dando bolos.

Facebook
Bandcamp
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


3 × uno =

*